Hace poco más de 16 años nació esta web con la misma ilusión con la que Lopera inauguraba Betis TV.

Rafa Martín, Daniel Rayado y un servidor, a mitad de nuestra carrera universitaria, acabábamos de fliparnos lo más grande escribiendo un corto titulado Las Horas Perdidas. La gloriosa historia de un grupo de amigos que acababan muriendo uno detrás de otro en una trama en cuya génesis sufrimos de forma monumental para justificar que nadie fuera capaz de utilizar un móvil. Porque, aunque ya tengamos una edad, ya teníamos Nokias 3310 por aquel entonces. Los putos “selulares”, la pesadilla de los guionistas.

El guión nunca llegó a rodarse, pero yo ya tenía claro que en cuando acabase Geología me pondría a estudiar dirección, Rafa escribía como un poseso y Dani lo gozaba tanto como nosotros en nuestras tardes de cine en el Parquesur.

Decidimos matar el gusanillo del cine escribiendo sobre él del modo en que, por entonces, lo hacían casi exclusivamente un puñado de páginas norteamericanas: como mucho entusiasmo y un poco de subnormalidad. Nacía Las Horas Perdidas.

Poco a poco la cosa fue creciendo. Llegaron lectores, llegó un foro muy activo y en él encontramos a los por entonces nuevos compañeros de web, Mary Carmen Rodríguez y Ángel Vidal, que no tardarían en convertirse en patas indispensables del equipo. El resto del camino, ya lo conocéis.

Durante todo este tiempo hemos vivido años estupendos, experiencias geniales y alguna frustración en torno a este proyecto que, en el fondo, siempre tuvo como fin disfrutar hablando de cine.

Creo sinceramente que se ha notado mucho la evolución que hemos tenido. Pero también en este tiempo nuestras vidas, tiempo y deseos han ido cambiando mucho. Si el fin era disfrutar, lo cierto es que hace tiempo que no lo hacemos de un modo que nos ilusione como entonces y, cuando dedicas a algo tu tiempo personal, hay pocas cosas más complicadas que hacerlo por compromiso o rutina. A veces toca asumir que una etapa ha pasado para poder iniciar otras nuevas, diferentes y, ojalá, mejores. Y en esas estamos. Desde mañana dejaremos de escribir en esta web para poder volcarnos en nuevas cosas que nos ilusionen.

No ha sido una decisión fácil y es algo que llevamos mascando mucho tiempo, demorando algo que iba a llegar tarde o temprano pero que, como en una relación de pareja, costaba asumir por toda la ilusión, trabajo y dedicación que habíamos puesto durante casi media vida, que se dice pronto.

Es un adiós de la web, pero no nuestro, que seguiremos visibles en las redes, escribiendo otro tipo de textos, como los de Rafa en su blog personal o, como Mary Carmen, con su presencia en Lo que yo te diga.

Desde aquí no podemos sino dar las gracias a toda la gente que durante estos años nos ha ayudado a recorrer este camino. Porque este proyecto de amigos se construyo también junto a muchos que ayudaron desde fuera. Laura, Alberto, Rubén, Fernando, Doc Diablo, Nauzet, Borja, Pepema, Papito Hutton, Rubén, el Pitu, Manuel Vila, y, mucho me temo que alguno más que me dejo en el tintero después de tantos años. Mil gracias a todos y cada uno.

Y, sobre todo, mil gracias a todos vosotros por leernos y por haber hecho de este sitio algo también vuestro durante estos dieciséis años geniales. Esperamos que hayáis disfrutado tanto como nosotros este tiempo y que guardéis también este sitio en un rinconcito especial de vuestra memoria. Nosotros procuraremos mantener, al menos, el sitio online (fijo, fijo, hasta el mes de abril, cuando expira el servidor) para que quien quiera siempre pueda volver a visitarlo.


 

¿Dónde podéis encontrarnos?

Bien, yo (Rafa, servidor vuestro) llevo las últimas semanas dedicándome a guardar todos mis reportajes para la web en mi blog personal — donde además meto enlaces a contenidos curiosos de internet, discos, libros y chorradas varias —

Podéis acceder a ellos aquí, en la sección Archivos

A Ángel podéis encontrarle en su cuenta de Twitter – @darkavm

A Mary Carmen también – @MaryCarmenRodrz

Lo mismo va por Javi – @jruizarcaute

Y yo mantendré la cuenta de la web – @horasperdidas

 

Ver Fuente

Hace poco más de 16 años nació esta web con la misma ilusión con la que Lopera inauguraba Betis TV.

Rafa Martín, Daniel Rayado y un servidor, a mitad de nuestra carrera universitaria, acabábamos de fliparnos lo más grande escribiendo un corto titulado Las Horas Perdidas. La gloriosa historia de un grupo de amigos que acababan muriendo uno detrás de otro en una trama en cuya génesis sufrimos de forma monumental para justificar que nadie fuera capaz de utilizar un móvil. Porque, aunque ya tengamos una edad, ya teníamos Nokias 3310 por aquel entonces. Los putos “selulares”, la pesadilla de los guionistas.

El guión nunca llegó a rodarse, pero yo ya tenía claro que en cuando acabase Geología me pondría a estudiar dirección, Rafa escribía como un poseso y Dani lo gozaba tanto como nosotros en nuestras tardes de cine en el Parquesur.

Decidimos matar el gusanillo del cine escribiendo sobre él del modo en que, por entonces, lo hacían casi exclusivamente un puñado de páginas norteamericanas: como mucho entusiasmo y un poco de subnormalidad. Nacía Las Horas Perdidas.

Poco a poco la cosa fue creciendo. Llegaron lectores, llegó un foro muy activo y en él encontramos a los por entonces nuevos compañeros de web, Mary Carmen Rodríguez y Ángel Vidal, que no tardarían en convertirse en patas indispensables del equipo. El resto del camino, ya lo conocéis.

Durante todo este tiempo hemos vivido años estupendos, experiencias geniales y alguna frustración en torno a este proyecto que, en el fondo, siempre tuvo como fin disfrutar hablando de cine.

Creo sinceramente que se ha notado mucho la evolución que hemos tenido. Pero también en este tiempo nuestras vidas, tiempo y deseos han ido cambiando mucho. Si el fin era disfrutar, lo cierto es que hace tiempo que no lo hacemos de un modo que nos ilusione como entonces y, cuando dedicas a algo tu tiempo personal, hay pocas cosas más complicadas que hacerlo por compromiso o rutina. A veces toca asumir que una etapa ha pasado para poder iniciar otras nuevas, diferentes y, ojalá, mejores. Y en esas estamos. Desde mañana dejaremos de escribir en esta web para poder volcarnos en nuevas cosas que nos ilusionen.

No ha sido una decisión fácil y es algo que llevamos mascando mucho tiempo, demorando algo que iba a llegar tarde o temprano pero que, como en una relación de pareja, costaba asumir por toda la ilusión, trabajo y dedicación que habíamos puesto durante casi media vida, que se dice pronto.

Es un adiós de la web, pero no nuestro, que seguiremos visibles en las redes, escribiendo otro tipo de textos, como los de Rafa en su blog personal o, como Mary Carmen, con su presencia en Lo que yo te diga.

Desde aquí no podemos sino dar las gracias a toda la gente que durante estos años nos ha ayudado a recorrer este camino. Porque este proyecto de amigos se construyo también junto a muchos que ayudaron desde fuera. Laura, Alberto, Rubén, Fernando, Doc Diablo, Nauzet, Borja, Pepema, Papito Hutton, Rubén, el Pitu, Manuel Vila, y, mucho me temo que alguno más que me dejo en el tintero después de tantos años. Mil gracias a todos y cada uno.

Y, sobre todo, mil gracias a todos vosotros por leernos y por haber hecho de este sitio algo también vuestro durante estos dieciséis años geniales. Esperamos que hayáis disfrutado tanto como nosotros este tiempo y que guardéis también este sitio en un rinconcito especial de vuestra memoria. Nosotros procuraremos mantener, al menos, el sitio online (fijo, fijo, hasta el mes de abril, cuando expira el servidor) para que quien quiera siempre pueda volver a visitarlo.


 

¿Dónde podéis encontrarnos?

Bien, yo (Rafa, servidor vuestro) llevo las últimas semanas dedicándome a guardar todos mis reportajes para la web en mi blog personal — donde además meto enlaces a contenidos curiosos de internet, discos, libros y chorradas varias —

Podéis acceder a ellos aquí, en la sección Archivos

A Ángel podéis encontrarle en su cuenta de Twitter – @darkavm

A Mary Carmen también – @MaryCarmenRodrz

Lo mismo va por Javi – @jruizarcaute

Y yo mantendré la cuenta de la web – @horasperdidas

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s