El próximo 24 de Julio llegará a Netflix el documental El gran hackeo. Un largometraje cocinado al calor del escándalo de Cambridge Analytica, ya sabéis, la empresa que extrajo datos de usuarios de Facebook para crear cerca de 50 millones de perfiles individuales, predecir su orientación de voto, y vender esa información al partido Republicano de Estados Unidos para dirigir mejor su propaganda electoral y campañas de desinformación mediante fake news.

Este trabajo, estrenado en el pasado festival de Sundance, toma esos hechos como punto de partida para abordar un tema fascinante: el cómo las redes sociales y el aumento de interactividad en Internet revela información vital sobre nosotros y cómo ciertas compañías y organizaciones no dudan en utilizarlo para manipularnos o vendernos movidas. Algo que suena francamente serio, pero que el documental no duda en potenciar dramáticamente, según cuentan en medios como The Verge o Indiewire, hasta caer por momentos en el amarillismo y la alarma social. Otros como el Hollywood Reporter lo ven con mejores ojos porque el precedente tampoco es que sea una minucia.

Quizás lo más interesante del documental es la trilogía que conforma con los otros dos trabajos previos de Jehane Noujaim (co-directora junto a Karim Amer), Startup.com y Control Room, como retrato de una revolución tecnológica que ha cambiado el panorama social en las últimas dos décadas. Y, a su vez, puede ser un buen díptico junto a El gran manipulador (disponible en Filmin), trabajo que analiza la figura de Steve Bannon, co-fundador de Cambridge Analytica y gran faro de la ultraderecha en cuestiones de propaganda y comunicación.

Ver Fuente

El próximo 24 de Julio llegará a Netflix el documental El gran hackeo. Un largometraje cocinado al calor del escándalo de Cambridge Analytica, ya sabéis, la empresa que extrajo datos de usuarios de Facebook para crear cerca de 50 millones de perfiles individuales, predecir su orientación de voto, y vender esa información al partido Republicano de Estados Unidos para dirigir mejor su propaganda electoral y campañas de desinformación mediante fake news.

Este trabajo, estrenado en el pasado festival de Sundance, toma esos hechos como punto de partida para abordar un tema fascinante: el cómo las redes sociales y el aumento de interactividad en Internet revela información vital sobre nosotros y cómo ciertas compañías y organizaciones no dudan en utilizarlo para manipularnos o vendernos movidas. Algo que suena francamente serio, pero que el documental no duda en potenciar dramáticamente, según cuentan en medios como The Verge o Indiewire, hasta caer por momentos en el amarillismo y la alarma social. Otros como el Hollywood Reporter lo ven con mejores ojos porque el precedente tampoco es que sea una minucia.

Quizás lo más interesante del documental es la trilogía que conforma con los otros dos trabajos previos de Jehane Noujaim (co-directora junto a Karim Amer), Startup.com y Control Room, como retrato de una revolución tecnológica que ha cambiado el panorama social en las últimas dos décadas. Y, a su vez, puede ser un buen díptico junto a El gran manipulador (disponible en Filmin), trabajo que analiza la figura de Steve Bannon, co-fundador de Cambridge Analytica y gran faro de la ultraderecha en cuestiones de propaganda y comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s